Gritan las letras, difunden, abrazan, discuten, inspiran, conmueven, sentencian, corrompen. Son un verbo, una verdad y una mentira. Productos de la construcción social, arma letal, amante y enemigo. Son nuestras, son mías. Y las mezclo y las confundo y las ordeno y las divulgo porque son irrevocablemente la voz de una idea.

© Brunela Curcio

Anuncios